Diario para Gerentes de Clínicas

Potencie su clínica

Pediatría: Servicios de Telemedicina para Niños

La forma más cómoda de prestar atención médica en pediatría es de forma presencial. Sin embargo, los servicios de Telemedicina cada vez se vuelven más populares.

En ciertas circunstancias, las herramientas digitales, como la telesalud, pueden ser una buena opción. Los niños no siempre pueden faltar clases en escuelas o sus padres no pueden dejar el trabajo.

Se puede solucionar este problema, prestando servicios médicos a través de una videollamada. Los profesionales de la salud que utilizan las tecnologías modernas pueden realizar un diagnóstico y tratamiento a distancia y brindar atención a los niños desde la comodidad de su hogar.

Podrá realizar citas de pacientes en línea directamente en Medesk. No es necesario utilizar números personales, contactos de empleados o programas de terceros. Todas las actividades y conexiones se realizan en nombre de su clínica en la plataforma.

Más información >>

Barreras que la Telemedicina Ayuda a Superar

La telemedicina ha revolucionado la atención pediátrica al permitir que los médicos brinden atención de calidad a los pacientes a distancia. Y ha permitido un diagnóstico más preciso y oportuno, con una velocidad y comodidad sin precedentes.

No solamente los médicos lo opinan.

Más del 45% de los niños y adolescentes se sienten satisfechos por recibir los servicios de telesalud desde su casa.

El beneficio principal de la atención pediátrica es que hoy se puede elegir entre la atención presencial y remota. El problema es que no todos los pacientes viven en una zona dónde los servicios pediátricos están disponibles. La oportunidad de recibir consultas de telemedicina elimina la barrera de la distancia. Además, permite reducir largos tiempos de espera, costos de transporte costosos, horarios incómodos y reducen el riesgo de propagación de infecciones.

Podrá realizar citas de pacientes en línea directamente en Medesk. No es necesario utilizar números personales, contactos de empleados o programas de terceros. Todas las actividades y conexiones se realizan en nombre de su clínica en la plataforma.

Más información >>

La telesalud puede ser una herramienta valiosa para este tipo de consultas:

  • Consultas ambulatorias.

Si los servicios de pediatría no están disponibles en el lugar donde vive el paciente, ello puede ir al hospital cercano para conectarse con usted a través de una plataforma segura para recibir asistencia regular.

  • Consultas de emergencia.

Hay situaciones cuando el paciente vive lejos de la clínica, y es más rápido recibir servicios de salud a distancia. La telemedicina permite brindar la asistencia inmediata a las personas que viven en otras comunidades.

  • Servicios adicionales.

Hay varias terapias para niños, las cuales es posible llevar a cabo de forma remota. Por ejemplo, terapias de habla, evaluaciones de visión, terapias físicas, asesoramiento físico. Es una opción útil para los pacientes que tienen que viajar largas distancias a su clínica.

Aspectos que un Pediatra debe Considerar

#1. Recordar que un padre debe estar presente en la consulta.

Los niños pequeños no pueden ser atendidos sin presencia de sus padres. Aunque, hay veces cuando los padres no pueden estar presentes en la consulta. En este caso, un tutor, pariente u otro proveedor pueden asistir en la cita con consentimiento de los padres.

En el caso de trabajar con adolescentes o adultos jóvenes es totalmente legal prestar servicios de forma independiente. Inclusivamente, es mejor si salgan de la habitación cuando el médico se lo indique. Es más efectivo si sus padres no están escuchando, ya que el niño puede expresarse libremente. Es necesario para que su el niño podría acostumbrarse a la independencia en materia de trato.

#2. Encontrar equilibrio entre consultas presenciales y virtuales.

Es verdad que la telemedicina no puede reemplazar completamente las consultas presenciales.

Los pediatras opinan que la atención primaria debe ser en persona. Especialmente, cuando se trata de atender a recién nacidos. También no se puede hacer vacunas, pruebas de laboratorio o tratar enfermedades agudas de forma remota.

Sin embargo, el médico puede asesorar al paciente, interpretar los resultados de pruebas de laboratorio e incluso realizar un diagnóstico sin llegar al consultorio. Es cómodo para tratar a los niños que tienen enfermedades crónicas como asma, diabetes o alergias. Los niños pueden obtener consejos y opciones de tratamiento sin salir de su casa.

Lo más importante es que los proveedores de atención médica pueden elegir entre consultas virtuales y presenciales. Durante una visita virtual, el pediatra puede determinar si el niño necesita un examen físico más detallado. En esta situación puede aconsejar a los padres a remitir al niño al centro de salud.

#3. Garantía de seguridad y confidencialidad.

Confidencialidad es el principio más importante en la ética médica. Por eso, es fundamental que la comunicación con el pediatra se lleve a cabo a través de una conexión segura.

Tanto el paciente como el profesional de la salud tienen un interés común en proteger la información valiosa del historial médico de posibles fraudes que puedan utilizar los datos personales con fines lucrativos.

Los proveedores de atención médica tienen que respetar las mismas normas de la privacidad cuando se trata de brindar servicios médicos en línea.

¡Utilice plataformas legales que tomen en serio la ley GPDR!

A diferencia de los mensajeros instantáneos, el sistema garantiza la seguridad de la transferencia de datos y le permite mantener la confidencialidad. El software médico garantiza que los documentos que suba el paciente, tales como los resultados de estudios de laboratorio, funcionales y otros, imágenes, incluso fotografías, sean encriptados y solamente el médico podrá verlos.

#4. Formación especial para trabajar con niños.

Niños no son "pequeños adultos".

Y aunque usted lleve mucha experiencia en pediatría, dar consultas a los niños a través de Internet puede ser desafiante al principio. Sobre todo porque se puede utilizar menos herramientas para que el niño no se distraiga. Considere capacitación adicional para sentirse seguro en el espacio en línea. Las habilidades y experiencia relevantes permitirán colaborar con el padre y su hijo, y diagnosticar el problema de forma segura. Se recomienda pensar sobre los posibles fallos antes de la consulta y familiarizarse con el historial médico digital y sus funciones para poder hacer tareas administrativas con facilidad.

7 Pasos hacia una Teleconsulta Exitosa en Pediatría

El uso de la telemedicina puede ser un reto al principio.

Hemos preparado un algoritmo que le ayudará a prepararse mejor para una teleconsulta.

#1. Enviar recordatorios automáticos sobre las citas.

Las ausencias en la cita médica es una situación común. Especialmente, cuando se trata de consultas en línea. Como el uso de la telemedicina ofrece menos posibilidades para establecer el contacto personal, puede ser desafiante motivar al paciente a participar en el proceso.

¡Recuerde a sus pacientes sobre la consulta que viene a través de mensajes!

Esta táctica sencilla permite reducir “no shows” y cancelaciones y también su interés en el progreso del tratamiento de sus pacientes.

Hay varias formas de recordar a los pacientes sobre la cita médica. Una llamada, mensajes whatsapp o mensajes automatizados.

Nuestro módulo de Telemedicina incluye la función de recordatorios automáticos. Está conectado con su agenda, lo cual es muy fácil automatizar.

sms-servisio-de-medesk

Tiene que configurar los mensajes una y la única vez. Adapte los aspectos como el día y tiempo del envío, la cantidad de recordatorios y el texto del mensaje. Y permita al programa hacer todo el trabajo por usted.

#2. Configurar el dispositivo.

Asegúrese de que el sistema digital funciona bien en el dispositivo que utilizará para la videoconferencia.

La interfaz de la plataforma puede diferenciarse en su celular o tableta, lo cual creerá pausas incómodas en el inicio de la consulta. Busque tiempo para revisar el sistema y hacer llamadas a través de telemedicina para comprender el funcionamiento del programa. Esto permitirá evitar los momentos imprescindibles de solucionar este problema durante el tiempo de la consulta.

telemed mobile es

#3. Acceder a la historia clínica.

Si usted utiliza el formato digital de historias clínicas, prepárese para tomar notas de antemano. Verifique si el historial médico se abre sin problema durante la videollamada.

Lo más desafiante es combinar varias tareas simultáneamente: interactuar con el paciente, tomar notas y escribir rápidamente. Muchos médicos deben acostumbrarse a realizar múltiples tareas al principio.

Es una buena idea practicar completar la historia antes de la llamada. Puede crear plantillas para agilizar el proceso. Muchos programas ofrecen completar formularios de forma automática. Por ejemplo, motivo de consulta, edad, genero, domicilio, etc.

En el sistema de información médica de Medesk, puede crear cualquier plantilla de protocolo que facilite que el médico complete el perfil del paciente y el especialista puede dedicar más tiempo a él.

Más información >>

Asegúrese que el programa funciona bien cuando en combinación y practique habilidades de escribir rápido, para poder balancear entre la interacción y tareas administrativas.

#4. Revisar la conexión y otros detalles.

Una conexión inestable es la principal razón de insatisfacción de los pacientes con teleservicios médicos. Lo frustrante es que hay veces cuando el profesional no puede solucionar este problema.

Lo importante aquí es revisar todo antés. Si detecta el problema de antemano, tendrá tiempo para arreglar la situación. Además, tiene que pedir a sus pacientes a hacer lo mismo.

Pida al paciente a checar su conexión, el acceso a la plataforma y el sonido antes de la teleconsulta.

Nota: Este paso es extremadamente importante si el niño va a asistir a la consulta solo. Recuerde a sus padres a revisar el sistema y recordar al niño cómo utilizarlo. Si usted no puede ni ver ni oírlo, la cita médica no tendrá resultados positivos.

#5. Crear un ambiente acogedor.

En la consulta médica pediátrica es importante establecer relaciones amigables y cálidas con el niño y su familia desde el inicio, ya que una buena relación médico-paciente influye en los resultados.

Los niños son más sensitivos que los adultos y no interactuarán con el doctor si no tienen la sensación de seguridad.

Puede lograrlo, usando técnicas no verbales: un tono de voz suave, expresiones faciales, sonrisas y gestos amigables. Tiene que mostrar interés genuino y utilizar lenguaje adecuado para la edad del niño.

Durante la consulta, puedes utilizar un juguete o elemento visual para crear un ambiente de juego. Puede decirles que un personaje de dibujos animados los acompañará durante la consulta, lo que les ayudará a sentirse más cómodos y relajados.

La iluminación, el fondo y su apariencia influyen en la percepción durante una videollamada. Si realiza consultas desde su hogar, puede organizar el espacio de trabajo de manera que sea adecuado para las videollamadas. Por ejemplo, puede colocar dibujos, juguetes u otros elementos que reflejen su trabajo con niños, lo que transmitirá la imagen de un médico que se especializa en el cuidado pediátrico.

#6. Preparar las herramientas médicas básicas.

Durante una consulta remota, los pacientes deben participar de manera más activa en el proceso.

Por lo tanto, es importante que tengan a mano las herramientas necesarias para realizar procedimientos básicos según las instrucciones del pediatra. Estas pueden incluir una báscula y un termómetro para medir el peso y la temperatura, cremas u otros medicamentos recomendados, una libreta de notas para tomar apuntes, información sobre alergias y vacunas, e incluso un estetoscopio en algunos casos. Además, es una buena idea pedirles que preparen una lista de preguntas e inquietudes para discutir al final de la sesión. De esta manera, podrán aprovechar al máximo la consulta y abordar todos los aspectos relevantes para la salud del niño.

#7. Dar retroalimentación.

Durante una consulta médica, es posible que tanto los padres como los niños experimenten sentimientos desagradables. La retroalimentación y las opiniones profesionales son las partes más esperadas de la consulta. Por lo tanto, es importante informar al paciente sobre los resultados basados en las notas tomadas en el historial médico y en las observaciones realizadas.

Además, es necesario elogiar al niño por su buen desempeño y por seguir las recomendaciones hasta el final de la consulta. Destaquemos los momentos en los que el niño ha hecho un buen trabajo y animémoslo a seguir adelante con la misma actitud positiva.

Dediquemos tiempo a responder a las preguntas. Preguntemos a los padres y a los niños acerca de sus dudas e impresiones sobre la consulta. Esta información es crucial para medir la satisfacción del paciente y determinar áreas de mejora. También nos proporcionará una visión clara de los posibles desafíos que pueden surgir al brindar servicios de forma remota.

¡Únase a la revolución de la telemedicina pediátrica y, transforme la forma en que cuidas a los más pequeños con nosotros!

Síganos